Skip to main content

¿Cuántas veces has escuchado hablar sobre el Euríbor? Seguro que esta palabra te suena mucho. Sobre todo si estabas pensando en comprar una vivienda y solicitar una hipoteca. La relación entre hipoteca y Euribor es casi inevitable.

El Euríbor es uno de los indicadores más importantes, debido a su cálculo dependerá el importe de la cuota mensual de la hipoteca de muchos hogares españoles.

Las personas que deben de hacer frente cada mes al pago de la cuota de su hipoteca, deben de tener en cuenta la relación entre hipoteca y Euríbor. Por ello, te vamos a indicar qué es el Euríbor, cómo se calcula y cómo afecta a tu hipoteca, además de ofrecerte algunas alternativas para hacerle frente a la subida del Euribor.

¿Qué es el Euríbor?

El Euribor es un concepto muy complejo para aquellas personas que no se encuentran familiarizadas con el lenguaje financiero.

El Euribor es el Tipo Europeo de Oferta Interbancaria. Es decir, el tipo de interés que deben de reclamar los bancos de la zona euro, cuando las entidades bancarias prestan dinero a los particulares. Desde el año 1999, este concepto entró a formar parte de las hipotecas que se conceden en la zona euro.

La principal función de este indicador es determinar el plazo en el cual se está prestando dinero a los bancos y los tipos que existirán durante ese préstamo (ya que el banco prestará dinero a los prestatarios). El objetivo del Euribor es controlar la inflación en la zona euro. Algo, que por ejemplo ha venido pasando en los últimos meses.

De hecho, el pasado año 2022 el indicador experimentó una subida vertiginosa. Por ello, el Euríbor es uno de los indicadores más importantes a la hora de buscar y contratar una hipoteca.

Hipoteca y euribor

¿Cómo se calcula el Euríbor?

Para calcular el Euríbor debes de tener en cuenta estos detalles:

  • A las 11 de la mañana cada día se publican en el Boletín Oficial del Estado los plazos establecidos a una semana, un mes, tres meses, seis meses y un año.
  • Se debe de suprimir entre el 15% más bajo y el 15% más alto de intereses para poder fijarlo. Así, se puede calcular como la media diaria entre el selecto panel de bancos con la actividad actual del mercado interbancario.

El Euríbor no es un dato real, es un indicador que usan los bancos a la hora de prestar el dinero.

¿Cómo afecta el Euríbor a la hipoteca?

Desde que el año 2000 el Euríbor se usa como referencia oficial para las hipotecas de tipo variable, debes de tener en cuenta este indicador, ya que es la clave en el mercado hipotecario para saber el tipo es del tipo variable. Si quieres saber cómo afecta el Euribor a la hipoteca, te desvelamos todos los detalles.

La cuota que pagas cada año dependerá de la parte fija establecida en la negociación previa con el banco y la evolución del Euríbor.

La relación entre el Euríbor con la revisión de la cuota de la hipoteca es otro indicador clave, que se debe de tener en cuenta cuando se realiza una revisión de la hipoteca.

Gracias a este dato, podrás revisar de forma anual o cada seis meses la cuota de tu hipoteca, ya que está se va a recalcular y còn el índice que se ha calculado en el mes anterior.

Resumiendo, la hipoteca y el Euríbor tienen una estrecha relación y no debe de pasarse por alto este concepto. Sobre todo si estás pensando en solicitar una hipoteca con tipo de intereses variable.

Hipotecas y euribor

¿Puedo proteger mi hipoteca de la subida del Euríbor?

Si quieres proteger tu hipoteca de la subida del Euribor, te mostramos tres estrategias que puedes llevar a cabo si tienes una hipoteca o bien estabas pensando en solicitar una dentro de pocos meses.

Contratar una hipoteca fija

Según los expertos, la manera más eficaz de poder protegerse del Euribor es contratar en este momento una hipoteca fija. El intereses de estos productos es constante, las cuotas se mantienen siempre sin cambios a lo largo de todo el plazo de la devolución.

Es una solución ideal para aquellas personas que no quieren tener sustos de un mes para otro con la subida de la cuota de la hipoteca. De esta forma, el cliente siempre pagará lo mismo cada mes, independiente de cual sea la cotización y los índices de referencia que se usen.

Esta es una de las mejores opciones. Sin embargo, se debe de tener en cuenta, que cuando el Euribor sube los bancos prefieren que sus clientes soliciten una hipoteca de tipo variable, por ello suben los intereses fijos. En este momento se puede ver como han subido los tipos de intereses fijos a un 3% mientras que a principio del año pasado era del 1%.

A pesar de este dato, se pueden encontrar ofertas interesantes de hipotecas con tipo de fijo.

Hipoteca con tipo de interés mixto

Otra solución es contratar una hipoteca con un tipo de intereses mixto. De este modo, se aplica un tipo fijo en los primeros 5, 10 o 15 años de la hipoteca y el cliente pagará unas cuotas fijas. Mientras que el tipo variable solo se pasará a establecer en el pago de las cuotas cuando termine este periodo inicial.

El tipo fijo inicial es más bajo en las hipotecas mixtas, que en las hipotecas fijas. Además, ahora hay muchos bancos españoles que están ofreciendo este tipo de producto financiero a sus clientes.

Negociar con el banco

Si finalmente no tienes más remedio que contratar una hipoteca variable, lo mejor es que puedas encontrar una oferta que se adapte a tus necesidades. Lo bueno, es que puedes calcular el Euribor de antemano y sabrás en cada momento la diferencia que debes de pagar. Puedes negociar con el banco una cláusula techo, es decir, limitar el interés que tendrá tu hipoteca variable si el Euribor sube. Así las cuotas no van a superar un determinado importe cuando el índice se cotice al alza.

¿Qué te parecen estas ideas?

Simulador de hipotecas
Cambiar hipoteca

Leave a Reply

es_ESEspañol