Skip to main content

En el mercado actual no es fácil comprar una vivienda, mucho menos si una sola persona es quien debe hacerse cargo de la hipoteca, por lo que es muy común pensar en solicitarla en conjunto. Pero es ahí cuando surge la duda, ¿cuántos titulares puede haber en una hipoteca?

Por lo general, una hipoteca cuenta con uno o dos titulares, quienes a su vez son los dueños de la propiedad. No obstante, en algunos casos es posible ser titular del préstamo sin serlo de la vivienda, por lo que existe la posibilidad de que más de dos personas puedan solicitar una hipoteca.

Esto se debe a que, entre mayores sean las garantías de pago, mayor es la posibilidad de que el banco apruebe el préstamo. Así pues, la respuesta a la pregunta sería que no existe límite de titulares de una hipoteca. Pero es un poco más complicado que esto, para que lo entiendas mejor a continuación te lo explicamos a detalle:

¿Por qué existen mayores probabilidades de que un banco apruebe una hipoteca de dos o más titulares?

Uno de los principales factores que estudian los bancos es la capacidad de pago que tienes antes de otorgar un préstamo, ya que esto le da seguridad y garantiza que podrás saldar tu deuda.

Cuando son dos los titulares de una hipoteca, la solvencia se divide entre ambos, lo que aumenta las garantías para la entidad bancaria. Si el porcentaje de riesgo de impago es menor y la capacidad de endeudamiento mayor, hay más posibilidades de que el banco conceda el préstamo

Así pues, es más probable que un mismo préstamo hipotecario se le conceda a una pareja que a una persona soltera. Ya que, por lo general, dos personas con liquidez económica (según los requerimientos del banco) tienen más probabilidades de superar el estudio de solvencia y acceder a un crédito hipotecario, en ocasiones, de montos más elevados.

Ventajas de contratar una hipoteca con otra persona

Existen numerosas ventajas de solicitar una hipoteca en conjunto, aquí nombramos las más destacadas:

Concesión más fácil

Sin duda alguna, el primer beneficio a considerar es que las posibilidades de que el banco conceda el préstamo crecen exponencialmente cuando son dos los titulares de una hipoteca. Esto se debe, básicamente, a que el riesgo de impago es menor , puesto que, si una persona no puede pagar un mes, la otra persona puede responder.

Menor riesgo de impago

Es muy poco probable que dos personas, los titulares de una hipoteca, sufran problemas económicos al mismo tiempo. De esta manera, cuando uno no puede cumplir con su parte de la deuda, la otra persona puede cancelar ese mes.

Si se tratase de un solo titular, esto no es posible, por lo que el riesgo de impago es aún mayor.

Más capacidad de endeudamiento

Antes de conceder un préstamo, los bancos estudian la capacidad  de endeudamiento del solicitante según los ingresos y egresos del mismo.

Cuando los titulares de una hipoteca son dos, se suman los ingresos de cada persona, por lo tanto, la capacidad de endeudamiento es mayor, lo que a su vez aumenta las posibilidades de que el préstamo se otorgue o incluso que se eleve el monto del mismo.

Para hacértelo más claro: la cuota de la hipoteca no puede superar el 35 % del ingreso mensual, por lo que, si una persona gana 1000 euros al mes, la cuota máxima será de 350 euros. En cambio, si son dos personas, las ganancias se elevan a 2000, por lo que la cuota puede llegar a los 700 euros al mes.

cuantos-titulares-puede-haber-

¿Qué sucede si dos titulares de una hipoteca no son suficientes? ¿Puede haber más?

Para comprar una vivienda es necesario tener una cantidad considerable de dinero ahorrado, algo que no todos tienen la posibilidad de hacer.

Los bancos por lo general conceden préstamos de hasta un 80% del valor total del inmueble, por lo que los compradores deberán tener entre un 30 y 35% de dinero ahorrado para suplir el 20 % restantes y otros gastos que puedan surgir en el proceso de compra.

Si no se cuentan con los ahorros necesarios para adquirir una casa, y no existe la posibilidad de conseguir el dinero restante a través de una donación o algún otro medio, una opción es agregar más titulares de una hipoteca.

No obstante, en ocasiones es posible añadir un nuevo titular a la hipoteca sin que este sea titular de la propiedad. En estos casos, la tercera persona asume la deuda sin recibir a cambio ningún porcentaje de la vivienda adquirida. Los casos más comunes para que se dé esta situación son:

No cumplir con los requisitos que exige el banco

Además de no tener los ahorros suficientes, otra de las razones para optar por agregar un tercer, o más titulares de una hipoteca  es no cumplir con los requisitos que solicita el banco para otorgar un préstamo, como por ejemplo:

  • Ingresos bajos.
  • Poca antigüedad laboral.
  • Antecedentes de impago.

Al agregar a un nuevo titular, aumentan las garantías para que se conceda el crédito hipotecario. Además, que el mismo suele tener mejores condiciones al suponer menos probabilidades de impago, ya que todos tienen la misma responsabilidad para con la entidad bancaria, sin importar que uno de ellos no se encuentre en las escrituras de la vivienda.

Titular hipotecario sin propiedad por problemas de edad

Otra razón por la que puede haber más de dos titulares en una hipoteca es porque el plazo de la misma supera la edad de jubilación del solicitante. Esto se debe a que, si la persona que quiere adquirir un inmueble tiene más de 45 años, es posible que el banco no otorgue una hipoteca de más de 20 años.

Para darle una solución al problema, la entidad bancaria puede solicitar que el titular de la hipoteca sea más joven.  De esta manera, se añade un nuevo responsable con una edad más factible, que se posicionaría como el principal, dejando a los solicitantes como cotitulares del crédito.

Un ejemplo común es cuando un matrimonio con hijos mayores quiere pedir una hipoteca para adquirir una segunda vivienda. La entidad bancaria solicitará que uno de sus hijos sea el titular del préstamo, aunque no lo sea del inmueble, para garantizar que no se supere la edad límite.

De esta manera, son los padres quienes se encargarán de pagar la deuda y serán titulares de la escritura, pero cotitulares de la hipoteca. Mientras que el hijo será el principal titular de la hipoteca, sin ser dueño de la vivienda.

Hay que pensarlo muy bien antes de acceder a este tipo de acuerdos, puesto que atará al titular de la hipoteca mientras esta tenga vigencia, limitando de pedir nuevos préstamos bancarios, por lo que una recomendación es aplicar este método solo con préstamos de corta duración.

mejor-hipoteca

Diferencias entre un cotitular y un aval hipotecario

Es común confundir la figura de un aval hipotecario con la de un cotitular de una hipoteca, pero no son lo mismo y no implican los mismos riesgos, entre sus principales diferencias tenemos:

  • El aval hipotecario respalda el crédito con una parte de sus propiedades, asimismo, debe responder si alguno de los titulares de una hipoteca no paga a tiempo las cuotas al banco.
  • El segundo o tercer  titular de una hipoteca en realidad asume la responsabilidad del préstamo, tal como lo hace el titular principal. Así pues, un aval hipotecario solo se hace cargo en caso de impagos, mientras que el cotitular es directamente responsable del pago de la hipoteca.
  • El cotitular de una hipoteca obtiene riesgo directo a ojos del CIRBE, lo que disminuye considerablemente la capacidad de endeudamiento y limita las posibilidades de obtener otro crédito.
  • En cambio, el aval hipotecario no limita su capacidad de endeudamiento y no es considerado por el CIRBE como un riesgo directo.

Resumiendo, ¿Cuántos titulares puede haber en una hipoteca?

Para finalizar, la respuesta es que puede haber cuantos titulares de una hipoteca se necesiten, pero lo más aconsejable es que estos sean al mismo tiempo dueños de la propiedad para evitar problemas con el fisco o aparecer en los registros del CIRBE.

Obtener una hipoteca no es un proceso fácil, pero no tiene por qué ser imposible. Nosotros te ayudamos a obtener el crédito hipotecario que estás buscando, basta con cargar tu DNI en nuestra plataforma para que te comiencen a llegar ofertas de los bancos y puedas escoger cuál de ellas es la que más te conviene.

COLIBID EN RADIO >> ¿Qué hay que tener en cuenta para comprar una vivienda?

Sin perder tiempo yendo de banco a banco, sin tener largas y burocráticas negociaciones, y lo mejor de todo, totalmente gratis.

Leave a Reply

es_ESEspañol