Skip to main content

Obtener una hipoteca ciertamente requiere tomar decisiones inteligentes en nuestras finanzas personales, pero ser elegible para una hipoteca rechazada, en la mayoría de los casos, tiene sus razones. Si te estás preguntando ¿Porqué ha sido mi hipoteca rechazada?, te ayudamos con algunas soluciones.

Algunos factores son más relevantes que otros al momento de toma de decisiones por parte de las entidades bancarias, sin embargo, la capacidad de endeudamiento y el scoring bancario seguirán siendo 2 de los más importantes.

Motivos más comunes por los que los bancos rechazan una hipoteca

Para saber algunos de los motivos por los cuales los bancos pueden generar una situación de hipoteca rechazada, es primordial tener en cuenta que los prestamistas tienen directrices internas que rigen la evaluación de la solvencia individual: en pocas palabras, los prestamistas calculan cuánto ganan con cada préstamo individual y cuál es el riesgo de no recuperar el dinero prestado.

Si, en el marco de esta llamada comprobación de la solvencia, llegan a la conclusión de que el riesgo es demasiado grande, se rechaza la solicitud de crédito. Aunque esto es básicamente obvio, a menudo no se explican los motivos del rechazo. Como resultado, no puede ver lo que puede hacer para aumentar la posibilidad de que alguien le dé crédito. Para que puedas valorar un poco mejor la situación, aquí tienes los motivos más frecuentes de rechazo:

Cantidad de ahorros insuficientes para solicitar una hipoteca

Para tener elegibilidad para una hipoteca, es necesario tener en cuenta que la totalidad de la cuota, no debe superar el 35% de los ingresos que mensualmente recibe el núcleo familiar. Esto se conoce como capacidad de endeudamiento y es de primera necesidad tomarlo en cuenta para no poner en riesgo de deuda, la estabilidad económica de cada individuo.

Así como los ingresos, los ahorros también son tomados en cuenta y será necesario contar con al menos el 30% del precio total del inmueble para tener acceso a una hipoteca.

9-motivos-hipoteca-rechazada-consejos-colibid

Demasiados gastos y deudas

Si bien es importante contar con un buen trabajo estable y poseer una cantidad de dinero que respalde un porcentaje del inmueble, también será tomado en cuenta el historial y movimientos bancarios. tener muchos gastos. dificultades financieras o poca capacidad para manejar el dinero puede ser un motivo para conseguir una hipoteca rechazada.

Pertenecer a listas de morosos, también aumenta la probabilidad de rechazo de hipoteca, por lo que permanecer sin deudas de cualquier tipo, se convierte en una prioridad.

Cantidad de dinero solicitada

La cantidad de dinero de la solicitud puede ser un motivo de rechazo, cuando estas pasan de 150.000 Euros, las exigencias son mayores y las posibilidades de rechazo aumentan.

Estos números representan un riesgo muy elevado para una entidad bancaria como prestamista y mientras más extensos sean los plazos de deuda, menos posibilidades ofrecen.

Ser muy joven o muy mayor para tener una hipoteca

La edad también es uno de los motivos de denegación de una hipoteca ya que las mismas se basan en una tasa límite de 75 años, por lo que a mayores de 60 años, al contar con solo 15 años para realizar el pago total, las cuotas suelen ser más elevadas.

Al ser muy joven sucede el caso contrario, al no disponer de estabilidad laboral profesional y el poco historial de movimientos financieros que poseen los jóvenes, la entidad prestamista lo toma como un préstamo de alto riesgo.

La estabilidad laboral es clave para las hipotecas

Los bancos suelen valorar la estabilidad laboral de cada cliente, trabajos con contratos a largo plazo o indefinido, experiencia en el rubro, entre otros factores. Estos buscan perfiles estables como funcionarios públicos y jóvenes con proyección a puestos laborales en el sector profesional.

En este punto también valoran el historial crediticio, es decir, si cuentas con otros préstamos hay posibilidad de reducir la deuda: podrás adquirir préstamos de montos más bajos. Sin embargo, al tener otras deudas pendientes, automáticamente la solicitud será rechazada por presentar un perfil de riesgo.

mejor-hipoteca

El valor de tasación está por debajo de la hipoteca solicitada

Dependiendo del estado del inmueble. tus ingresos. ahorros, movimientos de dinero y otros factores mencionados anteriormente, el banco toma las decisiones que le resulten convenientes, por ejemplo: el banco financia un máximo del 80%, por lo que para que el préstamo sea de la cantidad que deseamos, debemos contar con el otro 20% y contar con un aval en correcto estado.

Si la tasación se mantiene por debajo, es posible reformar el inmueble o ingresar una mayor cantidad de dinero a los ahorros o cuenta destinada a cubrir la deuda.

El maldito scoring bancario

La evaluación de la solvencia de cada cliente, es un aspecto fundamental para aprobar una hipoteca, esto les indica a los bancos la capacidad de endeudamiento de cada caso y la posibilidad de impago del préstamo.

Ya que el scoring bancario es basado en estadística, este se encarga de medir tu situación financiera actual y pasada, y en base a un estudio a clientes similares, destina una puntuación de “posibilidad de impago”.

Garantías y avales

La opción de presentar avales está presente y estos representan para el banco una segunda garantía en caso de impago, por lo que puede resultar en una opción muy interesante, sin embargo, no podemos pasar por alto el hecho de que este “aval” debe representar un valor similar a la cantidad solicitada para la hipoteca, por lo que el riesgo se resume en: si no pagas, pierdes el doble.

Si tienes una hipoteca rechazada, la mejor opción será resolver cada uno de los aspectos que están fallando y no arriesgar más de la cuenta.

Políticas propias del banco y otras excusas malas

En muchos casos los bancos rechazan hipotecas debido a que el tipo de inmueble va en contra de las estrategias de préstamos del banco. Esto puede deberse a su ubicación, estructura o calidad. También influye la oferta y demanda que tenga dicho inmueble y la posibilidad que tiene el banco para recuperar el dinero.

Para inmuebles deteriorados o descuidados, es probable que la cantidad concedida para el préstamo sea más baja o directamente rechazada la solicitud.

¿Qué podemos hacer si el banco nos ha rechazado la hipoteca?

El primer paso luego de obtener una hipoteca rechazada será evaluar el motivo principal por el cual recibimos esta denegación. En muchos casos, no será un solo motivo, por lo que realizar un estudio de nuestros movimientos bancarios será primordial; y nunca pasar por alto que intentando resolver una situación, es posible caer en otro motivo de rechazo sin siquiera saberlo.

También existen casos en los que el banco no admite el inmueble ofrecido o están aprobando una cantidad mínima de hipotecas a clientes especiales, empresas, entre otros; este punto escapa de las manos de cada cliente y la mejor opción es intentar en otras entidades bancarias o prestamistas.

En cualquier caso, también es posible ingresar más ahorros propios, de familiares o amigos, o intentar obtener el mismo préstamo con un inmueble diferente. Los únicos dos factores que no podremos cambiar será nuestro historial crediticio, salarios o ingresos y por ende, nuestro scoring bancario.

en_GBEnglish (UK)