Skip to main content

No todo el mundo quiere comprar una vivienda que ya está construida. Por este motivo, para nuestros usuarios, ahora llega la hipoteca autopromoción ¿No sabes qué es una hipoteca de autopromoción? Pues bien, te lo vamos a explicar. Si necesitas dinero para poder adquirir una vivienda, puedes recurrir a una hipoteca convencional. Sin embargo, existe otro producto que se llama hipoteca para autopromoción, para aquellas personas que quieran construir su propia casa.

Es una idea genial para las personas que cuentan con un terreno y quieren construir una vivienda, ,pero no pueden por la falta de liquidez económica.

¿En qué consiste la hipoteca para autopromoción?

El préstamo autopromotor es un servicio financiero que se puede obtener en los bancos y es un producto específico para las personas que desean financiar la construcción de un bien inmueble. Por ejemplo, si tienes un terreno puedes acceder a este tipo de préstamo para poder construir la casa de tus sueños.

La finalidad de este tipo de préstamos, es ofrecer ayuda a las personas que necesitan edificar su propia vivienda.

Para poder solicitar este tipo de hipoteca deberás de reunir una condiciones o requisitos mínimos de los cuales te hablaremos más adelante ¡No te quedes con las ganas de construir a tu gusto tu casa!

Condiciones para solicitar una hipoteca autopromoción

En primer lugar, debes de tener en cuenta que el banco no te va a conceder todo el dinero de golpe tras formalizar el contrato. En las hipotecas de autopromoción, el dinero se va entregando a plazos durante un periodo que puede variar dependiendo de las condiciones de la obra.

Por ello, debes de tener en cuenta estas fases en las cuales recibirás el dinero:

  • La fase de inicio: se firma la hipoteca, el banco hace la entrega de un porcentaje de dinero y se enviará el resto del dinero a plazos. Además, con este dinero se puede hacer el desembolso de dinero a la conductora para que pueda comenzar con las obras.
  • Fase de certificación: conforme la obra de la vivienda va avanzando, la entidad bancaria podrá entregar más dinero a plazos. Es decir, antes de cada pago el arquitecto debe de presentar un certificado en el banco para que la entidad pueda comprobar que las obras van cumpliendo con los plazos y no existe ningún problema al respecto.
  • Fase de finalización: una vez el arquitecto ha certificado que la obra ha terminado y que la vivienda es habitable para su uso, se recibirá el dinero que falte del préstamo para que se pueda abonar esa cantidad a la constructora.

Es muy interesante contar con este tipo de préstamo autopromotor, ya que muchas personas no saben que este tipo de financiación existe.

Durante los años en los cuales dure la construcción de la vivienda debes de saber que además se aplica una carencia de capital, es decir, que solo se van a cobrar los intereses  de la hipoteca y cuando el plazo termine se pagarán las mensualidades normales hasta que se termine de pagar la hipoteca al completo. Por ello, el plazo de devolución de este tipo de crédito se suele conceder a un máximo de 30 años.

Requisitos para poder construir tu vivienda con un préstamo hipotecario

Los requisitos con los cuales debes de complir para poder acceder a este tipo de hipoteca son los siguientes:

  • Se debe de demostrar que eres el titular del terreno a través de escrituras.
  • Contar con las licencias de construcción y otro tipo de licencias que pueden variar de una localidad a otra.
  • Tener un proyecto o estudio viable certificado por un arquitecto.
  • Tener un certificado de eficiencia energética de la futura casa.

Además, se pueden solicitar otro tipo de documentos adicionales para poder comprobar la viabilidad del proyecto.

Ventajas del préstamo autopromotor

Las ventajas que puede ofrecerte este tipo de financiación son las siguientes:

  • Podrás construir la casa de tus sueños.
  • Es más fácil obtener este tipo de financiación si ya cuentas con un terreno.
  • El capital no se desembolsa entero.
  • Los requisitos son menos complejos que si solicitas un préstamo hipotecario convencional.
  • Se pagan las cuotas del préstamo cuando la obra ha finalizado.

Diferencias entre un préstamo autopromoción y las hipotecas convencionales

Seguro que está pregunta se ha venido a tu mente. Pues bien, en general el tipo de interés de las hipotecas de autopromoción es un poco más elevado. Este motivo es simple, ya que el banco se arriesga a financiar la construcción de una vivienda porque pueden surgir varios inconvenientes durante el proceso de construcción.

¿Cómo solicitar un préstamo autopromotor?

Si quieres acceder a la mejor hipoteca autopromoción del mercado español, no lo dudes más y usa nuestros servicios. A través de nuestra plataforma los bancos pujarán por ti y podrás obtener la oferta de préstamo que mejor se adapte a tus condiciones y necesidades ¡Colibid puede ayudarte!

Nosotros nos encargamos de buscarte solo las mejores ofertas del mercado ¡Tú eliges con qué banco quieres formalizar tu hipoteca de autopromoción!

¿A qué estás esperando para construir la casa de tus sueños?

4 Comments

Leave a Reply

es_ESEspañol