Skip to main content

El préstamo para adquirir un inmueble, que puede ser tu casa principal, es un tema importante, por ello, tener en cuenta las diferencias entre tipo fijo y variable en los intereses que se generen a partir de la contratación de este tipo de financiamiento es crucial.

El interés que tenga tu hipoteca, además de determinar las cuotas que tendrás que pagar a lo largo del plazo que costees tu préstamo, también va a influir directamente en tu presupuesto, convirtiéndose en un lastre difícil de llevar si has escogido de manera equivocada.

Si lo que buscas es obtener las mejores condiciones para comprar tu vivienda sin tener que hacer grandes cambios en tu presupuesto, nosotros podemos ayudarte, en pocos pasos y con un sistema preciso para conocer que te conviene.

Además, con esta reseña colocamos a tu alcance los detalles que contemplan cada uno de los tipos de intereses hipotecarios que existen y cuál es la diferencia entre ellos.

Características y diferencias entre tipo fijo y variable

Fijo, mixto y variable, así se denominan estos valores porcentuales que inciden en el monto de lo que vas a pagar por tu préstamo hipotecario.

Cada uno de ellos tiene sus propias características que te beneficiarán o que al contrario podrían ser una carga, dependiendo de factores como tu edad, tu solvencia y el tiempo de amortización del financiamiento. Veamos qué significan para luego aclarar las diferencias entre cada uno de ellos.

Interés hipotecario fijo

Los intereses hipotecarios, en general, se refieren al rendimiento que el banco obtendrá por hacerte un préstamo para tu casa. En este caso, al ser fijo, el valor del interés se mantiene inamovible desde el primer momento en que haces el contrato y empiezas a pagar, hasta el momento en que liquidas la deuda, siendo esta característica una de las diferencias entre tipo fijo y variable. 

De esta forma, cuando realizas un préstamo teniendo un interés fijo, va a significar que cualquier fluctuación que el mercado registre no lo hará cambiar de valor.

Hipoteca de interés variable

Una de los elementos que define a las hipotecas de intereses variables es que se rigen por dos marcadores. El primero es un índice variable denominado euríbor, el mismo es un elemento que, aunque se ha mantenido estable o a la baja en estos últimos meses, da por hecho que no está exento a movimientos en el transcurso del lapso de la hipoteca.

El otro marcador es un índice porcentual fijo que adquiere su valor por el monto total de tu hipoteca y se negocia con el banco. Es por todo esto que en el tiempo que dure tu préstamo las cuotas que tienes que pagar irán cambiando.

Con esto podemos determinar otra de las diferencias entre tipo fijo y variable, ya que, por esta situación, las hipotecas de tipo variable se revisan semestral o anualmente para fijar la cuota según lo que haya cambiado tu interés.

Hipoteca con interés mixto

Es un financiamiento que combina el interés fijo con el variable, teniendo como modalidad el cobro de las cuotas a interés fijo al comienzo del pago del financiamiento y luego que pase el tiempo que se estipuló con el banco, se comienza a cobrar colocando un interés variable.

Lo primordial de este tipo de hipoteca con intereses mixtos es que debes tener solvencia económica al momento de solicitar tu financiamiento. Las diferencias entre tipo fijo y variable con respecto a la de interés mixto es que este financiamiento comienza con cuotas altas, pero ya para finalizar los pagos esas cuotas suelen bajar.

Cabe destacar que es un financiamiento bastante interesante para aquellas personas que hayan ahorrado y tengan una base monetaria de respaldo, debido a la imposición mayor del principio (esta etapa oscila entre los 3 y 10 primeros años).

De resto, mantiene las mismas características que cualquier otro financiamiento hipotecario, puedes financiar un monto que represente hasta el 80 por ciento del monto total de tu casa, tienes la oportunidad de contratar productos asociados al préstamo, entre otras similitudes.

diferencias-entre-tipo-fijo-y-variable-colibid

Diferencias entre tipo fijo y variable o mixto

De manera general, podemos establecer que la diferencia sustancial de estos tipos de financiamiento es el interés que cada uno posee.

Es una de las características principales que determinará el comportamiento que tengan a medida que van pasando los años y las condiciones que presentan los bancos para cada una de estos financiamientos. Mientras tanto, veamos cuáles son esas diferencias a las que debes prestar atención.

Cuotas que cambian y cuotas habituales

Puede ser reiterativo, pero nunca está de más que tengas claro que cuando contrates una hipoteca con interés fijo sabrás de antemano el monto de la cuota que pagarás mes a mes, de principio a fin. 

En lo que se refiere a las diferencias entre tipo fijo y variable, en las segundas, estas cuotas se modifican. Esto debido a que uno de los indicadores que definirán este monto es un interés que está a merced del flujo del mercado, la mayoría de los bancos españoles utilizan el euríbor como indicador.

Nosotros como empresa que conoce los pormenores de los financiamientos hipotecarios, sabemos que esta es una de las razones por la que muchas personas que optan por primera vez a un financiamiento escogen de interés fijo.

Sobre todo, si prefieren la estabilidad y la seguridad de conocer desde el primer momento cuál será el interés de su hipoteca. Sin embargo, te advertimos que esta tranquilidad acarrea algunas desventajas.

Por ejemplo, una de las diferencias entre tipo fijo y variable, es que las cuotas en el tipo fijo suelen ser más altas, sobre todo en los meses iniciales, por lo que podría ocasionar incomodidad en tus pagos o que caigas en morosidad.

Sobre todo, porque has pagado costeado lo que tienen que ver con el registro, notaría y comisiones de apertura del préstamo y por ello es un momento financiero delicado.

Monto del interés variable con respecto al interés fijo

En cuanto a los intereses, las hipotecas de tipo fijo habitualmente presentan un interés elevado, en la medida que el plazo de pago del préstamo sea mayor, luego de estipulado este interés, se mantendrá así por todo ese período.

Entre las diferencias entre tipo fijo y variable, las últimas tienen intereses más bajos. Con la particularidad de que habrá momentos en el año en los que se revise el índice euríbor más el diferencial fijo, estos dos índices en conjunto definirán el interés que te tocará pagar por ese período hasta la siguiente revisión.

A largo plazo, más de 10 años, no podría decirse con exactitud cuál será el comportamiento del euríbor, lo que convierte a las hipotecas con estas características en productos dependientes de las fluctuaciones del mercado.

Es decir, existen instituciones que dan proyecciones a futuro, pero no con toda la precisión que en algunos casos requieres como tomador de la deuda. Por otro lado, las hipotecas mixtas tendrán tanto un interés fijo en un período dado y luego uno variable, por lo que queda de plazo.

diferencias-entre-tipo-fijo-y-variable

Diferencias entre tipo fijo y variable en la revisión de hipotecas

A manera de aclaratoria, es importante que sepas que la verificación se realiza solo en las hipotecas de tipo variable, ya que al estar sujeta al euríbor, es necesario conocer cuál es su ponderación para luego con el diferencial fijo decidir el porcentaje del interés.

En ese sentido, este análisis puede efectuarse dos veces al año o solamente una vez, dependiendo de las condiciones que ponga la entidad bancaria. Entonces, las hipotecas fijas carecen de esta inspección, considerando que el interés se calcula y define al momento en que firmes tu contrato de préstamo y no cambiará en todo ese tiempo.

Comisiones

De forma general, los préstamos hipotecarios fijos poseen más comisiones que sufragar, siendo esta una de las diferencias entre tipo fijo y variable que debes considerar.

Asimismo, las hipotecas fijas poseen una “comisión de compensación por riesgo de tipo de interés” la cual únicamente se hace efectiva cuando cancelas tu hipoteca antes de que se cumpla el plazo pactado, esto es una manera de los bancos cubrirse ante dicho imprevisto. Por otra parte, podrás observar que todas poseen una comisión de apertura como requisito mínimo. 

Recomendaciones finales…

Son bastantes detalles que definen las diferencias entre tipo fijo y variable, a los que debes prestar toda tu atención, porque cada tipo de hipoteca tiene sus pros y sus contras, que harán que el pago de tu financiamiento sea sostenible en el tiempo o que sea un agobio total.

Como nuestra empresa busca facilitarte los trámites, ahorrarte tiempo y que consigas justo lo que necesitas, te ofrecemos nuestros servicios y asesoramiento totalmente personalizado, para que puedas escoger la hipoteca que tenga:

·        El tipo de interés que se adapte a tu situación actual.

·        El plazo de amortización que sea más cómodo para ti.

·        El monto de la cuota que te convenga sin poner en jaque a tu presupuesto.

Todo ello en pocos pasos y sin papeleo innecesario. Tienes a tu disposición un equipo que puede ayudarte a conseguir la mejor oferta adaptada a ti y tu familia. Somos personas reales y profesionales con todas las herramientas para asistirte en tus planes futuros.

Leave a Reply

es_ESEspañol