Skip to main content

En la actualidad un crédito es una de las formas más viables de adquirir un inmueble, y para lograr obtenerlo es importante cumplir ciertos aspectos que tienen en cuenta los bancos para otorgar un crédito hipotecario.

Todos sabemos que en resumidas cuentas el factor fundamental es la capacidad de pago de la deuda, sin embargo, esto no quiere decir que solo se fijan tus ingresos mensuales. Debido a que este factor esencial, contiene muchas aristas que también influyen en la aprobación o rechazo de hipoteca.

Conociéndolas puedes mejorar tu perfil para que los bancos opten por ofrecerte mejores ofertas, incluso sin tener el mejor salario del mundo o grandes ahorros.

Existen muchos aspectos que pueden demostrarle al banco que pueden confiar en ti y otorgar un crédito hipotecario. Aquí te los diremos detalladamente para que pierdas la inseguridad y si no crees que cumples los requisitos puedas buscar alternativas.

Debemos aclararte que no eres el único que se pregunta el misterio sobre qué evalúan los bancos, y nosotros como expertos en el área te ofreceremos las respuestas abordando punto por punto.

1.    Ingresos

Es imposible no tratar este aspecto en primera instancia, ya que, como sabemos, para los bancos es determinante a la hora de otorgar un crédito hipotecario.

Para ver si es factible, las instancias bancarias, revisarán si la persona o los titulares en conjunto perciben un ingreso mensual que les permita asumir las cuotas periódicas sin superar el 30% de su total.

Lo que significa que si recibes 1400 euros al mes, la cuota que debes pagar no podría exceder de los 420 euros. De esta manera, los bancos determinan si con tus ingresos puedes asumir o no un crédito de cierta envergadura.

Cabe destacar que en ocasiones este porcentaje puede elevarse al 40% , pero depende de las cargas económicas que poseas al solicitarlo y demás factores que seguiremos desvelando.

2.    Estabilidad laboral

La estabilidad laboral tiene que ver esencialmente con las condiciones de contrato y el tiempo desarrollado en la empresa.

Cuanto más antigüedad poseas en una empresa y el contrato sea indefinido, mayores posibilidades tendrás de que te puedan otorgar un crédito hipotecario. Es debido a que estas condiciones ofrecen mayores garantías de que puedas sostener el pago de mensualidades.

Sin embargo, es importante destacar que no existe una antigüedad ideal, lo que más incide es que como mínimo no te encuentres en un periodo de prueba o con trabajos circunstanciales.

Además, aspectos como el puesto en una empresa y posibilidades de crecimiento en ella, optando a mejores prestaciones, también son tomados en cuenta.

credito-bancario-8-claves-para-los-bancos

¿Qué pasa si eres autónomo?

Si eres autónomo no significa que no te puedan otorgar un crédito hipotecario, solo que deberás entregar una serie de documentos que demuestren el estado del negocio que llevas a cabo, cantidad de clientes, si posees proveedores, movimientos, contabilidad y su proyección en el futuro.

Sabemos que son bastantes documentos que pueden ser angustiosos, no obstante, recuerda que el beneficio de poder adquirir una vivienda con  un crédito lo vale.

3.    ¿Tienes ahorros?

Un requisito en la mayoría de los casos es que poseas un mínimo del 20% ahorrado de lo que cuesta el inmueble. Esto es debido a que las entidades bancarias dan como máximo un 80% del precio total.

Además de este requisito, también se mide tu capacidad real para ahorrar, lo que significa para los bancos que poseas mayor probabilidad de pagar el crédito hipotecario.

4.    ¿Con deudas te pueden otorgar un crédito hipotecario?

Cuando solicitas un crédito hipotecario el banco revisa si te encuentras con otras deudas, no para el rechazo de hipoteca automáticamente, en este caso entra en juego el nivel de endeudamiento total que poseas.

Los préstamos que se estén pagando no debe ser mayor al 40% de lo generado de forma anual, dado que resulta un riesgo de impago para el banco que se acumulen deudas.

Otro aspecto importante es el historial de pagos, lo que consiste en revisar cómo el solicitante ha pagado sus deudas en el pasado. Tomando especial valor si lo hizo dentro de los plazos estipulados.

Un buen historial crediticio tiende a aumentar exponencialmente las oportunidades de que un banco pueda otorgar un crédito hipotecario.

¿Qué cuenta como deudas?

Cabe mencionar que dentro del endeudamiento también ingresan los bienes que tengas alquilados, ya que son una renta y, por tanto, entran en el porcentaje que se deduce al mes de tus ingresos.

5.    Edad al solicitar y duración del pago del crédito

La edad puede ser un factor determinante cuando superas los 60 años, puesto que al entrar en el periodo de jubilación se reducen los ingresos y resulta más probable que se dificulte pagar la hipoteca.

Por eso, aunque depende de cada banco, es fundamental recalcar que será más fácil otorgar un crédito hipotecario a personas que no superen los 45 años.

Sin embargo, también se toman otros aspectos, ya que si lo solicita una persona mayor para comprar una segunda vivienda, no se caracteriza de la misma manera.

De igual forma, se puede dar el caso de que, por ejemplo, superes los 45 años de edad , pero el plazo de pago del crédito hipotecario sea menor a 15 años, culminando antes de la jubilación.

En caso contrario de que seas muy joven, la edad no es un problema si la situación económica y demás aspectos son medianamente positivos o la hipoteca tiene varios titulares o avales.

mejor-hipoteca

6.    Número de titulares y avales

Si crees que tu perfil no es ideal para que te puedan otorgar un crédito hipotecario, es importante recordar que los bancos hacen uso de estadísticas y numerosos aspectos que puedes no tener en cuenta.

Además, también hay otras opciones para mejorarlo de cara al banco. Una forma es suministrando avales que pueden ser tus padres o bienes propios.

Estos ofrecerán al banco una garantía de que pagarás el crédito, aunque cabe destacar que ese bien o los bienes de tus avales se colocan en riesgo. Por otro lado, el crédito hipotecario puede tener varios titulares.

Uno, dos, ¿tres titulares?

Generalmente, ronda entre uno o dos titulares, ya que pueden ser una pareja que desea adquirir una vivienda para formar un núcleo familiar. Lo que significa que al ser titulares los dos, los ingresos mensuales se suman disminuyendo la probabilidad del rechazo de hipoteca.

También es posible que sean más titulares incluso sin que este tercero llegue a ser propietario del inmueble, esto es diferente a fungir como aval, porque en este caso el tercer titular es un responsable directo. Por lo que sus ingresos aumentarán al acumulativo y mejorando las opciones.

Sin embargo, es importante aclarar que este tercero aparecerá en una situación de riesgo directo, puesto que es titular de un préstamo hipotecario. No es para asustarse, esto solo quiere decir que goza de las mismas condiciones que un solicitante normal, solo que en algunos casos sin tener el derecho de la propiedad.

7.    ¿El estado civil importa para otorgar un crédito hipotecario?

Afirmativamente, el estado civil y las personas a cargo que pueden ser hijos, padres, abuelos o familiares, también influyen, pero no de igual forma.

En este caso, si una persona está casada, es probable que aumente la estabilidad económica, ya que generalmente se dividen los gastos entre dos fuentes de ingreso mensuales, mejorando el perfil bancario para optar por un crédito hipotecario.

La otra cara de la moneda es cuando se poseen cargas familiares, como por ejemplo hijos, por el hecho de que los gastos son mayores y la capacidad de pago de un crédito disminuye. Lo que influye en el aumento de la probabilidad de rechazo de hipoteca.

Por eso, el estado civil puede mejorar el perfil para los bancos, aunque sea discutible la veracidad en la actualidad.

como-abrir-una-hipoteca-por-internet-credito-bancario

8.    ¿Scoring bancario, ayuda o quimera?

El scoring bancario es un no tan afamado sistema que busca predecir si tú como solicitante podrás pagar o no el crédito hipotecario. Este resultado lo consigue evaluando de forma automática la solvencia del cliente y con base en las estadísticas.

Es por eso que influyen tus datos y gran parte de los puntos que te comentamos anteriormente, pero lo más importante de este proceso es que es estadístico, por lo que te compara con otros perfiles similares y en función de sus resultados “predice” si podrás pagar.

Uno de los puntos que abogan por este sistema es que no existen sesgos financieros al tratarse de un sistema automatizado y por eso se usa como un elemento complementario fuerte en los bancos a la hora de otorgar un crédito hipotecario.

La tecnología te puede ayudar

Con esto no queremos seguir hablándote del scoring bancario, sino de que ahora puedes utilizar una herramienta que hemos creado para que al registrar tus datos los bancos sean los que te oferten opciones de crédito hipotecario.

Esto simplifica mucho los procesos porque no tendrás que ofrecer tus datos a cada entidad bancaria y que luego de todo el proceso acabe en el rechazo de hipoteca. El tiempo de todos es valioso y nada mejor que  sean ellos los que analicen y tú decidas la mejor oferta, al final el cliente eres tú.

Solo basta con decirte que nuestra empresa te ofrece este servicio que da un giro completo a lo que estás acostumbrado que sea un proceso de solicitud de hipoteca y lo hace más sencillo para que te puedan otorgar un crédito hipotecario

Leave a Reply

es_ESEspañol