Skip to main content

Una de las grandes consecuencias de la pandemia es el incremento de la inflación durante los últimos años. Este problema, lo puedes ver reflejado en la subida de los costes de la factura de luz. Asimismo, los alimentos y el combustible son otros de los afectados por el incremento de la inflación. Tomando estos factores en cuenta ¿conoces ya cuáles son las consecuencias de la inflación en hipoteca? Entérate de cómo este valor afecta directamente a la vivienda.

La inflación actual bate récords, ya que desde los años 90 no ocurría una situación como la actual. Todo esto, es derivado a los problemas que atravesaron las industrias en cuanto a  transporte, combustibles, entre otros factores durante la pandemia. Por ello, es primordial conocer cómo la inflación afecta a tu hipoteca y qué puedes hacer para aprovechar este momento histórico y sacarles el mayor provecho.

¿Cómo será el aumento de los tipos de interés?

Uno de los puntos a destacar es el aumento de los tipos de interés. Pues las decisiones tanto de inversión, como de consumo, son tomadas por medio de tipos de interés descontando la inflación. Por ello, aunque los tipos de interés suban y los bancos disminuyan las compras de las deudas, los tipos de interés se mantendrán por debajo de la inflación actual.

Esto se debe a que la política monetaria que tienen los bancos, continuará siendo expansiva. Esto, con la esperanza de favorecer la recuperación, tanto de los empleos como del PIB. El problema se encuentra en que a mayor riesgo y aumento de los tipos de interés, se provocará una inestabilidad en los mercados financieros. Una situación, que momentáneamente los bancos se encuentran gestionando de manera precavida.

Entonces ¿cómo afecta la inflación al aumento de los tipos de intereses? y por ende, ¿cómo podemos medir las consecuencias de la inflación en hipoteca? Pues bien, al incrementarse los niveles de inflación más de lo esperado, los bancos centrales empiezan con el aumento de los tipos de interés para frenar toda esta situación. Esto se traduce en que si tienes una hipoteca con intereses variables, tu cuota aumentará considerablemente.

No obstante, existe una posible solución que deberías considerar. Esta solución es cambiar tu hipoteca de interés variable a tipo de interés fijo. Se prevé que antes de mayo, se incrementará el cambio para los tipos de interés.

¿Cuál es la diferencia entre una hipoteca variable y un tipo interés fijo?

En las hipotecas tipo variables, los intereses que debes pagar se determinan en función del Euríbor. De forma que, si el Euríbor aumenta, pagarás más por tu hipoteca variable y si el Euríbor baja, las cuotas a pagar serán más baratas. 

En el caso de las hipotecas a tipo interés fijo, los intereses que vas a pagar siempre serán los mismos a lo largo de toda la vida de la hipoteca. Estos son determinados en el momento en que realizas la concesión de la misma.

consecuencias-de-la-inflacion-en-hipoteca-colibid-eleccion

¿Vas a cambiar tu hipoteca variable a tipo interés fijo por el Euríbor y la inflación?

Una de las consecuencias de la inflación en hipoteca es el aumento de los tipos de interés, en donde las hipotecas variables se verán más afectadas. Por ello, cambiarte a una hipoteca de tipo de interés fijo es una opción ideal. Para efectuar este proceso una de las opciones que tienes, es llegar a un acuerdo con tu banco. De esta forma, podrán acordar el cambio a realizar en tu contrato actual, lo cual es conocido como novación de hipotecas.

Sin embargo, el banco puede negarse a ejecutar este proceso, pero tú puedes optar por subrogar tu préstamo hipotecario consultando con otra entidad bancaria. Lo que se traduce en que cambies tu hipoteca de banco. De este modo, la nueva entidad bancaria a la que te cambies, sí acepte aplicar el tipo de interés fijo. Por otro lado, otra opción que tienes, es abrir una nueva hipoteca de tipo interés fijo para cancelar la hipoteca que ya tienes.

Cabe resaltar, que de las tres posibles opciones para optar por una de tipo interés fijo, la última que te menciono es la más costosa. Pues debes tener presente que cabe la posibilidad de que debas asumir una comisión por cancelación de hipoteca. Esta, puede llegar a tener un costo de por lo menos un 1 % sobre la hipoteca pendiente. Además de los gastos que conlleva la constitución de una nueva hipoteca.

Asimismo, el banco podría cobrarte una comisión más por aperturar una nueva hipoteca de tipo interés fijo. Sin embargo, si en realidad te interesa esta opción para evitar las consecuencias de la inflación en hipoteca, es recomendable que la realices a la brevedad posible. Debes tener en cuenta, que antes de mayo ocurrirá el aumento de los tipos de interés. Y esto, probablemente ya lo tengan preparado los bancos.

Conoce las ventajas y desventajas por cambiar tu hipoteca variable a tipo interés fijo por el Euríbor y la inflación

Entre las principales ventajas de optar por una hipoteca tipo interés fijo, es la seguridad que este te va a proporcionar. Pues es una opción hábil, no únicamente para huir de las consecuencias de la inflación en hipoteca, también si eres de esos propietarios que no quiere estar en incertidumbre hasta los aumentos de los tipos de interés. Pues este cambio te proporcionará una estabilidad.

Asimismo, si cambias en un momento en donde los tipos de interés se encuentran bajos, ese increíble precio económico lo podrás conservar durante toda la hipoteca. ¿Empiezas a entender por qué debes cambiarte antes de mayo? Por ello, es aconsejable y recomendable que si quieres cambiarte lo hagas ahora. ¡Este es el momento ideal para tomar un tipo de interés fijo y ganar tranquilidad!

No obstante, la principal desventaja que representa este cambio es que no podrás beneficiarte de las bajadas que puede tener el Euríbor. Así que tomando en cuenta el proceso, las ventajas y desventajas, queda en tus manos tomar la decisión adecuada y realizarlo a tiempo.

¿Por qué las hipotecas a tipo interés fijo es la operación financiera ideal en estos tiempos?

Debido a las consecuencias de la inflación en hipoteca, -en la actualidad- optar por un préstamo que tenga los tipos de interés bajos es una buena oportunidad financiera. Por lo cual, al tener intereses mínimos, supone que los intereses reales sean negativos, como ocurre actualmente debido a la inflación. 

Aunque hoy en día, se batió un récord de inflación de 6,7 % -que es la mayor en tres décadas- es posible lograr hipotecas a tipo interés fijo a partir del 1 % para 30 años. Lo que se traduce en que mientras los precios y la inflación siguen subiendo, la hipoteca seguirá estable. Si bien es cierto que el Euríbor se encuentra en mínimo -lo que hace tentadora una hipoteca variable-, la realidad es otra.

Pues con los niveles de inflación incrementándose, el Banco Central Europeo, podría plantear un aumento de los tipos de interés, aunque fuese poco.

Leave a Reply

es_ESEspañol