Skip to main content

¿Amortizar plazo o  amortizar capital? Este es un dilema que se plantean las personas que están pagando una hipoteca y tienen un dinero extra para amortizar. Por ello, es importante tener en cuenta las condiciones hipotecarias bajo las que se firmó la hipoteca en origen y analizar las nuevas condiciones a las que se puede optar.

Es necesario que se tengan en cuenta factores que influyen en esta para tomar la decisión entre la reducción de cuota o plazo. 

Sabemos que el principal objetivo es ahorrar, y nosotros podemos asesorarte a través de nuestra plataforma para conocer cuál es la mejor opción para ahorrar en la cuota de tu hipoteca.

Condiciones hipotecarias para amortizar y ahorrar, ¿qué tener en cuenta?

Comencemos por definir que una amortización anticipada de hipoteca; es un procedimiento que se lleva a cabo para adelantar capital del préstamo tiempo antes de llegar al plazo acordado con el banco.

Con esta operación puedes:

Pagar toda la hipoteca: se denomina “amortización anticipada total”, y se refiere al pago completo de lo que debes por el préstamo. Es difícil cumplir con este desembolso completo, a menos que estés cerca de terminar el préstamo y tu presupuesto te lo permita.

Reducir un porcentaje de la hipoteca: Amortización parcial. En el reembolso parcial puedes elegir entre estas condiciones hipotecarias, la primera es acortar el plazo que queda y la otra alternativa es pagar una fracción de tu hipoteca, es en esta encrucijada donde veremos qué opción se adapta a lo que quieres lograr.

condiciones-hipotecarias-plazos-o-cuotas

Reducir cuota o plazo: ¿con cuál de las dos ahorro más?

Ya habrás visto que al amortizar con antelación puedes o liquidar por completo todo lo que debes o puedes decidirte por otras dos opciones de reducción de deuda. Lo más destacable es que ahorrarás dependiendo de las condiciones de tu hipoteca.

Reducir el plazo de reembolso

Cuando acortas el tiempo de pago de tu hipoteca sigues pagando mensualmente el mismo monto de la cuota que tienes, lo que cambia es que el período para que logres amortizar toda tu deuda va a ser más corto, pagando antes el monto que adeudas.

Si en las condiciones hipotecarias que te presentan consideras acortar el plazo, entonces también reducirás la cantidad de cuotas que tienes que pagar, además, esta es una opción bastante rentable, ya que terminarás pagando menos intereses.

Disminuir el importe de las mensualidades

Tomando esta opción obtendrás un monto menor en tus cuotas mensuales, dejando igual el plazo para pagar todo el préstamo que te queda. Los intereses generados a partir de la reducción del monto de la cuota también serán más bajos, puesto que el capital es menor.

¿Con cuál de las dos operaciones se ahorra más?

Según la teoría económica, dentro de las condiciones hipotecarias, la recomendación es acortar el plazo de tu préstamo habitacional. Esto sucede porque mientras menos tiempo tengas una deuda, esta generará menos intereses, igualmente si no consideras que tendrás un aumento en tus ingresos futuros es mejor optar por esta operación.

Ahora bien, si deseas pagar un monto menor ahora, sin importar que el tiempo para pagar la deuda sea el mismo, debes disminuir tu cuota hipoteca.

En todo caso, nuestra recomendación es que al igual que realizaste una exhaustiva búsqueda para saber cómo elegir hipoteca, del mismo modo debes realizar una comparación de tus condiciones particulares y lo que te ofrece cada una de estas condiciones hipotecarias.

Existen empresas que pueden ayudarte en esa minuciosa comparación, pero pocos te ofrecerán sus servicios de puja de préstamos hipotecarios sin pagos extras como nosotros lo hacemos.

¿Cuándo es el mejor momento para hacer una amortización anticipada?

Si bien la amortización anticipada trae consigo la disminución de tu deuda, bien sea acortando el plazo de pago o bajando los montos de las cuotas, entonces podría concluirse que el mejor momento es en los primeros años de pago de hipoteca.

A su vez, el sistema francés de amortización es el que prevalece en la economía española, esto significa que al inicio de la hipoteca, cada vez que pagas tu cuota, estarás abonando más intereses que capital, esto se invierte a medida que pasan los años. Por ende, mientras más te tardes en amortizar, ahorrarás menos.

hipoteca-variable-colibid-pujas-de-banco

El momento para elegir entre las condiciones hipotecarias que más te convienen, también se verá influenciado si recibes alguna herencia, si has podido ahorrar algún dinero o si has recibido dinero extra que puedas invertir en ello.

Costes por amortizar antes de que termine el tiempo del préstamo

Es evidente que ahorrarás si pagas parcialmente o de forma total tu préstamo, sin embargo, es necesario que sepas que esta operación tiene un costo monetario.

Este cobro es una especie de penalización que favorece al banco tomador de la hipoteca, ya que al pagar por adelantado estaríamos reduciendo los beneficios que obtiene la entidad a través del pago de la deuda.

Según la ley vigente que aplica a estas condiciones hipotecarias, la comisión tiene unos límites porcentuales estipulados según tipo de hipoteca:

  Porcentajes de comisión en hipotecas tipo variable

Si pagas anticipadamente en los primeros 3 años de tu financiamiento, el porcentaje es de 0,25 del capital que estás amortizando.

Pagando por adelantado dentro de los primeros 5 años de tu hipoteca, tendrás un porcentaje de 0,15 sobre el capital amortizado.

  Porcentajes de comisión en hipotecas tipo fijo

Pagando dentro de los primeros 10 años de hipoteca tendrás un 2% como máximo aplicado al capital que estás liquidando.

En cualquier momento, luego de los primeros 10 años pagando tu préstamo hipotecario, se aplica al capital amortizado el 1,5%.

Características personales que inciden al escoger las condiciones hipotecarias

Toda decisión está supeditada al contexto que te rodea, a tus características personales y hasta lo que deseas para el futuro. El ámbito financiero no escapa a esta influencia, desde cómo elegir hipoteca, por cuanto tiempo, hasta qué operación bancaria es de mayor efectividad para ahorrar amortizando capital.

mejor-hipoteca

Situación económica al momento de contratar la hipoteca

Como primer factor debes analizar la situación económica que presentas cuando comienzas a pagar tu hipoteca. La razón es muy simple, ¿tienes la holgura necesaria para pagar tus cuotas sin desequilibrar tu presupuesto?

Si has ido pagando, pero tu presupuesto está muy ajustado, podrías escoger, como una de las condiciones hipotecarias, reducir tu cuota mensual. Con ello aminoras los montos mensuales de dinero, consiguiendo ahorrar dinero para conciliar tu presupuesto.

 Si en caso contrario, los montos por pago de hipoteca no son un problema para ti, ahorra acortando el plazo de pago de hipoteca y así pagas menos intereses.

Proyección futura de corto, mediano y largo aliento

En algunos casos, cuando enfrentas tus planes futuros con tu situación actual, verás la necesidad de ajustar algunos montos para, además de contribuir con los gastos del día a día, poder ahorrar y utilizarlo más adelante.

Las condiciones hipotecarias también te dirán que te conviene. Si deseas poder responder a tu proyecto futuro con algún ahorro extra, la recomendación será que amortices cuota y ese dinero que te va a sobrar lo ahorres en aquellos que planificaste.

También puede ser tu caso que quieras pagar rápidamente tu hipoteca y así poder contraer otra deuda, siendo así amortiza plazo de pago.

Hipotecas de interés fijo o variable

Con respecto al tipo de interés que posee tu financiamiento, tienes que prever la proyección de ese índice. Mantén un análisis periódico de las fluctuaciones que presente el valor referencial con el fin de que sepas el monto que pagarás en la siguiente revisión. En España, dentro de las condiciones hipotecarias, el índice más considerado es el euríbor.

Asimismo, este caso solo funciona para las hipotecas variables. Las hipotecas fijas no las afecta los movimientos de intereses, porque el interés no cambia, en este caso te conviene aminorar el plazo con el fin de pagar menos intereses.

Antigüedad de la hipoteca

Si tu objetivo es pagar intereses, entonces reduce el plazo en los primeros años de tu hipoteca. Si, por el contrario, ya estás en la recta final de tu préstamo, toma en cuenta otras condiciones hipotecarias, lo mejor será reducir la cuota de tu hipoteca y así termina de pagar el capital que queda.

Conclusiones

No todo es blanco y negro cuando buscas una hipoteca y menos cuando quieres ahorrar ya teniendo una deuda pendiente. Como has podido darte cuenta, son varios los factores interviniendo en la elección para amortizar y así ahorrar, en ese sentido, o reduces plazo o disminuyes el monto de tus cuotas. Nuestro consejo es que no lo dejes al azar, nuestros servicios te asistirán en el replanteamiento de tu deuda o, si es el caso y quieres una nueva hipoteca, los bancos y tomadores de deuda serán los que busquen negociar tu deuda. Sabemos de condiciones hipotecarias y queremos ayudarte a encontrar la que se adapte a ti, sin papeleo y sin gastos adicionales, consúltanos online  y compruébalo.

Leave a Reply

es_ESEspañol