Skip to main content

Hoy en día el mercado inmobiliario cambia a un ritmo mucho mayor que el plazo de devolución de un préstamo. Esto conlleva a que las condiciones que en su momento fueron las mejores actualmente no se ajusten a la realidad. 

Por esta razón muchas personas buscan la manera de modificar algunas condiciones de sus préstamos, como reducir la cuota de la hipoteca o rebajar la tasa de interés. Por suerte, existen diferentes métodos a los que puedes acudir si quieres pagar menos mensualmente y vivir de una manera menos estresante. 

A continuación te explicaremos las alternativas que tienes a tu disposición para reducir  la cuota de tu hipoteca y convertirla en un pago que se ajuste mejor a tu situación actual y te permita pagar el préstamo sin morir en el intento. ¡Vamos a ello! 

Primer método: Amortizar la cuota o el plazo de la hipoteca 

Amortizar una hipoteca es una de las mejores opciones para reducir los pagos mensuales. Esta se basa en adelantar parte de la deuda al banco para reducir los intereses. 

Al llevar a cabo esta opción tendrás la oportunidad de elegir entre pagar menos dinero cada mes o reducir la vida de la hipoteca. Con ambas alternativas hay un ahorro hipotecario, pero hay diferencias que debes contemplar: 

  • Al amortizar la cuota el dinero adelantado se usará para reducir la cuota mensual, es decir, abonar menos dinero mensualmente. 
  • Al amortizar el plazo el dinero se usará para reducir el tiempo de finalización de la hipoteca. Así pues, seguirás abonando lo mismo cada mes pero por menos tiempo. 

Amortizar es una opción si buscas reducir la cuota de la hipoteca. No obstante, si bien te permitirá ahorrar algo de dinero al finalizar el préstamo, tendrás que ceñirte a las condiciones del banco, las cuales no son siempre las más favorables, especialmente en las hipotecas que fueron firmadas antes de 2015. 

como-reducir-la-cuota-de-la-hipoteca

Segundo método: Cambiar hipoteca de banco 

Es la opción más beneficiosa si quieres reducir la cuota de la hipoteca. Subrogar una hipoteca se trata de trasladar el préstamo a otra entidad bancaria, por lo que podrás disfrutar de las condiciones que ésta ofrezca. 

Al firmar una nueva hipoteca en otro banco, podrás cancelar la que tienes vigente y optar por mejoras como ampliación de capital, reducción del interés, cambiar el plazo de devolución, añadir o quitar titulares, y mucho más. 

Pasos a seguir si quieres cambiar hipoteca de banco 

Si quieres cambiar tu hipoteca de banco debes seguir los pasos que te presentamos a continuación: 

1. Comparar distintas hipotecas y analizar si el cambio te viene bien 

El primer paso es investigar cuales son las ofertas a las que puedes acceder de otros bancos. Para ello, puedes hacer una solicitud en nuestra plataforma para que nuestros bancos y brókeres busquen la forma de mejorar tu hipoteca actual ofreciéndote mejores condiciones según tu situación económico-familiar actual.  

2. Negocia y consigue una oferta vinculante 

Tras haber recibido opciones adaptadas a tu perfil, es momento de seleccionar la oferta que prefieras y ponerte en contacto con los asesores financieros para que presenten tu instancia a las entidades.  

Para que el banco pueda ejecutar tu petición, será necesario que reúnas la documentación necesaria con el fin de que validen tu perfil financiero. 

3. Cambiar  hipoteca de banco o aceptar una contraoferta 

Cuando el banco haya aceptado tu solicitud este te hará una oferta formal. En este momento puedes preguntar a tu acreedor si está dispuesto a mejorar las condiciones de tu hipoteca y hacer una contraoferta.

Es probable que para no perderte como cliente, tu entidad bancaria iguale o mejore la propuesta que te ofrece el nuevo banco. En este punto puedes: 

Escoger una nueva hipoteca y formalizar el traslado del préstamo. Eso sí, debes tener en cuenta que esto conlleva una serie de gastos propios de la operación. 

Quedarte con la contra oferta que te ofrece tu banco y formalizar el cambio de las condiciones de tu hipoteca a través de una novación hipoteca. De igual manera, este proceso conlleva una serie de gastos que deberás asumir. 

Ventajas de cambiar hipoteca de banco 

¿Qué haces cuando un amigo, jefe o pareja no te trata como mereces? Pegas el portazo y te vas de ahí inmediatamente ¿cierto? Bueno, esta opción también la tienes si el banco que te concedió el préstamo de tu hipoteca lo hizo bajo unas condiciones que no te favorecen y no quiere mejorarlas. 

Cambiar hipoteca de banco te permitirá disfrutar de muchos beneficios como reducir la cuota de la hipoteca o modificar aspectos del contrato. Entre las ventajas de cambiar la hipoteca de banco a las que podrás acceder están: 

• Cuotas más bajas. 

• Cambiar tu hipoteca de tipo variable a fijo. 

• Un mejor trato por parte de la entidad financiera. 

Si bien los beneficios de cambiar hipoteca de banco son muy atractivos, el proceso puede ser largo y tedioso, lo que limita a las personas a elegir esta opción. Por suerte con nuestra plataforma de solicitud de hipotecas  ya no tienes que preocuparte por esto. 

Cambiar hipoteca de banco con Colibid 

Reduce las cuotas de tu hipoteca, accede a mejores condiciones y obtén un mejor trato por parte de los bancos al cambiar tu hipoteca con nosotros. 

Nuestro sistema de subastas te hará el trámite mucho más sencillo, solo tendrás que registrarte en nuestra plataforma y dejar que las entidades bancarias compitan entre ellas para ver cual de todas puede mejorar las condiciones de tu préstamo. Para esto no deberás reunir un montón de documentos y hacer mucho papeleo. 

Solo ingresa tu DNI y nosotros nos encargaremos de conseguir el CIRBE, renta, vida laboral… No te preocupes, sabemos lo importante que es tu privacidad por lo que trataremos tu información con discreción, confidencialidad y seguridad. 

Al registrarte podrás acceder a un dashboard donde podrás ver en tiempo real la evolución de tu hipoteca y las mejoras que te ofrecen los bancos. Tendrás la facilidad de comparar múltiples propuestas y ¡sin letra pequeña! 

Los bancos tienen 3 días para subastar por ti, durante este tiempo puedes aceptar una propuesta y parar la subasta, o esperar el final del plazo y elegir el banco que más se ajuste a tus necesidades. Solo en ese momento compartiremos tus datos con la entidad seleccionada. 

Finalmente, el banco se contactará contigo para continuar con los pasos necesarios para formalizar el traspaso. En Colibid te ofrecemos un proceso rápido, transparente y sin complicaciones. ¿Quieres reducir la cuota de la hipoteca? No dudes en contactarnos. ¡Te esperamos! 

Leave a Reply

es_ESEspañol