Skip to main content

Tienes una hipoteca y ya sabes que tus cuotas serán una cantidad de dinero que abonarás mes a mes al banco por un período corto o largo. Ahora bien, quisieras ahorrar en la hipoteca, quizá bajando el monto de este importe, pero no conoces una forma efectiva para hacerlo.

Primero, sería ideal que tengas información para poder entender mejor de qué va esto de la hipoteca, intereses, cuotas y otra gran cantidad de detalles que queremos que manejes más fácilmente.

Del mismo modo, es nuestra intención que conozcas cómo bajar la cuota de la hipoteca a través de algunos métodos que quizá no sepas y que te presentaremos aquí. ¡Vamos a ello!

Ahorrar en la hipoteca, métodos para bajar tus cuotas hipotecarias

Las opciones están y las tienes a mano para decidir por la más acertada, lo importante es conocerlas. Nuestra recomendación es que no descartes el acompañamiento profesional y más aún si te presentan alternativas novedosas.

Entre otras sugerencias, debes observar bien las condiciones que tiene tu préstamo y lo que puedes negociar con tu banco. Es posible que necesites cambiar tu hipoteca, pero primero veamos qué otros métodos tienen la posibilidad de funcionar y así alcanzar el ahorro mensual que deseas, sobre todo en los montos de la cuota de la hipoteca.

ahorrar-en-la-hipoteca-con-colibid

1.     Tener un período de amortización extenso

Este plazo se refiere al tiempo que tienes para pagar la hipoteca, esto lo establece el banco teniendo en cuenta ciertas características como tu edad y la solvencia que presentas al momento de solicitar el préstamo.

Ciertas entidades bancarias otorgan tiempos de vencimiento largos, de entre 15 años a 30 años, lo que te permitiría ahorrar en la hipoteca, ya que tus cuotas de pago mensual serían menores, haciendo así el pago más cómodo.

No obstante, los plazos demasiado largos traen a su vez un alza en el monto del interés que genera el préstamo hipotecario; mientras más amplio sea el periodo de amortización, mayores serán los intereses que deberás pagar por dicho préstamo.

El resultado será que al final estarás pagando un monto exorbitante de dinero que ni pediste ni utilizaste. La pregunta es ¿Qué harías con ese dinero si lo hubieses ahorrado?

Es por esta razón que nosotros, como equipo especializado, te recomendamos no elegir un plazo tan grande que genere intereses insostenibles, ni tan corto que genere cuotas impagables.

La idea es mantener el balance eligiendo una hipoteca que se ajuste a tus posibilidades o negociando con el banco para cambiar la misma y de esa forma ahorrar en la hipoteca.

2.     Consigue un interés bajo en tu hipoteca

La cuota mensual que tendrás que pagar como reembolso del préstamo, está compuesta por el capital (que es el monto de dinero que te otorgaron para adquirir tu casa) y la otra porción está representada por los intereses que generen este capital.

Por ello, para que logres bajar la cuota de la hipoteca, es imprescindible que este financiamiento tenga intereses bajos. En el mercado encontrarás hipotecas con interés fijo que son aquellas que mantienen el monto igual todo el tiempo que dure el préstamo. Las de interés variable, la cual depende de la fluctuación del indicador euríbor más un diferencial, y la de interés mixto.

Este último tipo combina características de las dos anteriores, casi siempre tendrás interés fijo en los primeros pagos de tu hipoteca e intereses variables al final.

Debido a que el objetivo es ahorrar en la hipoteca, cada tipo de financiación genera un porcentaje diferente y deberías considerar que esté por debajo del porcentaje del mercado y ajustar con el banco los detalles para que lo rebaje aún más si se da el caso.

3.     Ten conocimiento del total de los productos extra

En muchos casos, cuando deseas lograr que tu hipoteca posea un interés bajo y así cuotas más fáciles de pagar, los bancos te ofrecerán algunos productos como tarjetas, planes de pensiones, seguros o domiciliaciones de tus ingresos y facturas para que alguno de estos servicios lo contrates con ellos.

En contrapartida obtendrás rebajas de hasta un punto porcentual dependiendo de la entidad financiera. Lo que debes tomar en cuenta es que todo aquello que contrates adicionalmente tiene un coste que debes pagar y que, además, se agrega al total de la hipoteca.

Calcula muy bien lo que tendrás que pagar por cada uno de estos productos ofrecidos y compáralo con el monto de los intereses que tendrías que pagar si no tuvieras ninguno de ellos asociado a tu préstamo habitacional.

Dependiendo de esta comparación podrás darte cuenta con más claridad qué te resulta mejor para ahorrar en la hipoteca. Lo que nos proponemos es que sepas como hacer para que no pagues más de lo que deberías.

Como ejemplo tenemos el caso de los seguros contratados a partir de una hipoteca, por lo general contratar este tipo de servicio es más costoso si lo haces asociado al financiamiento de tu casa que si lo haces por fuera de él.

mejor-hipoteca

4.     Novación

Este método consiste en negociar, con el banco, las cláusulas iniciales de la hipoteca. Con esta renegociación puedes discutir la extensión o reducción del plazo de amortización, asimismo la modificación del tipo de interés fijo, mixto o variable, la disminución de este interés y las condiciones que ese importe produce.

También por medio de la novación tienes la oportunidad de ahorrar en la hipoteca negociando:

●   La eliminación de productos o servicios contratados que incrementen tus cuotas mensuales y no te funcionen como quieres.

●   La inclusión o exclusión de titulares en la hipoteca, modificar el aval que tienes o la garantía colocando otra propiedad.

Existe la probabilidad de que el banco no acepte la novación o que para aceptarla suba el interés de la hipoteca, también te puede pedir que contrates algún otro servicio en contrapartida, lo cual deberás evaluar muy bien dado que en ese caso podrías ahorrar en la hipoteca, pero no en el total de la cuantía a pagar mensual.

En el caso que la entidad acepte la negociación, esto te generará gastos de notaría para formalizar las modificaciones que se le haya hecho al contrato original. Cada banco cobra una comisión por novación a partir del monto que aún debes, el registro del documento y cualquier otro gasto administrativo.

5.     Subrogación

En palabras sencillas, la subrogación se trata del cambio de la hipoteca a una entidad bancaria diferente que acepte modificar las condiciones originales del préstamo a otras estipulaciones mejores, esto no significa que anularás el contrato del préstamo y harás uno nuevo, sino que simplemente vas a cambiar de acreedor.

Las ventajas de este método para ahorrar en la hipoteca, es que es una manera de salvar unos cuantos miles de euros. Los gastos que genera este tipo de negociación son la tasación de la vivienda y, dependiendo del banco, una comisión por subrogación sobre el monto que debes.

Siempre asesórate con respecto a las nuevas características que te presenta la otra entidad para corroborar que en realidad harás un cambio que represente circunstancias más favorables.

ahorrar-en-la-hipoteca-6-claves

6.     Realizar un préstamo hipotecario nuevo

Otro de los métodos que existen para que logres ahorrar en la hipoteca es que realices un nuevo contrato de financiamiento habitacional, con el objetivo de obtener intereses más bajos que los que tienes actualmente y de esa forma cancelar el crédito actual.

Este método para ahorrar en la hipoteca también es utilizado con el fin de transformar alguna cláusula del contrato original. Como has de saber, todo este tipo de operaciones acarrean gastos que debes asumir, en este caso debes costear el registro de la cancelación del primer préstamo, así como las comisiones que esto genera.

Del mismo modo debes abonar el valor de la tasación y probablemente una comisión por apertura que no todos los bancos cobran, en promedio estarías asumiendo unos 1000 euros que valdrán la pena si corroboras que con el nuevo contrato hipotecario estarías haciendo un ahorro sustancial.

Es importante que sepas que existen entidades financieras que te ofrecen pagar estos pasivos en su totalidad o una parte de ellos.

Conclusiones finales

En este momento ya tendrás una idea más completa de todas las opciones que posees para ahorrar en la hipoteca y conseguir unas cuotas más bajas y acordes a lo que buscas.

Nosotros te sugerimos que antes de decidir cuál de estos métodos para ahorrar en tus cuotas hipotecarias, hagas un análisis preciso de tu situación en ese momento, ya que cualquier detalle influirá a la hora de cambiar las condiciones de tu hipoteca.

A su vez, es necesario que tomes en cuenta lo que te ofrecen las diferentes entidades bancarias que quieran negociar contigo el mejoramiento de tu préstamo para alcanzar un ahorro mensual efectivo.

En ese sentido, la subrogación o cambio de hipoteca se presenta como un camino bastante adecuado para alcanzar el objetivo de ahorrar en la hipoteca. Esto debido a que es una opción con menos coste que otros métodos y con el que podrás alcanzar características mejores que las que tienes actualmente.

Sobre todo, si tienes varios años pagando (lo que demuestra que posees solvencia) y tu banco no te ofrece alternativas para lograr cuotas de pago de financiamiento más bajas. La última palabra la tienes tú y con nuestro asesoramiento, totalmente gratis, tu voz tendrá más fuerza.

Leave a Reply

es_ESEspañol