Skip to main content

El tipo de interés variable en hipoteca es un importe que se adapta de acuerdo al índice de referencia, el cual usualmente resulta ser el Euríbor. Adicional a esta referencia, es común ver que también se le aplique un diferencial fijo a este importe.

Ya sea que hayas estado considerando un tipo de interés variable para tu hipoteca o más bien quisieras saber un poco más sobre él, sigue leyendo para conocer todas las ventajas que te ofrece.

Tipo de Interés Variable en Hipoteca

Normalmente puede ser muy confuso seleccionar el tipo de interés para tu hipoteca. Por eso, antes de adelantarnos a hablarte sobre el interés variable, quizá querrás saber muy bien de qué se trata exactamente el interés que se le incluye a este instrumento financiero.

El tipo de importe, ya sea el interés variable o fijo en hipoteca terminaría estableciendo lo que sería el monto adicional que tendrías que entregar devuelta al banco por los recursos prestados. Éste lo verás como un porcentaje aplicado sobre el dinero entregado.

Sin embargo, cuando se trata de un préstamo largo, el interés puede ir adaptándose con el pasar del tiempo, es decir, puede ser variable. Es allí donde escuchamos del tipo de interés variable en hipoteca.

Es importante destacar que en este tipo de interés, el índice de las cuotas mensuales destinadas a pagarse pueden subir o bajar en función a cuánto varíe el importe de referencia. Sin embargo, lo más común es que la entidad bancaria realice una actualización cada seis meses o cada año, de acuerdo al precio más reciente del Euríbor.

Ventajas de escoger un tipo de Interés Variable

Algunos consideran que el tipo de interés variable en hipoteca es la modalidad más contratada, y quizás tengan razón. Sus beneficios en comparación a otros tipos de interés marcan diferencia, lo que lo hace bastante recomendable.

Sin embargo, saber escogerlo también dependería de cómo te sientas en relación a hipotecas, cómo te gustaría pagar, tu situación personal, los fondos con los que cuentas y los intereses financieros que tengas a mediano y largo plazo.

Para ayudarte a obtener un panorama general mucho más amplio, hemos reunido una serie de ventajas que tendrías al escoger este tipo de interés. De esa forma, sin duda podrás tomar una decisión más segura e informada.

  1. Los pagos pueden tener un valor menor

La mayoría de las personas interesadas en realizar el trámite de hipoteca se sienten seducidos ante esta característica del interés variable. Y es que cuando los préstamos son tan grandes, puede llegar a ser verdaderamente estresante tener que cumplir con altas cuotas de interés en los meses más cercanos.

Sin embargo, con el interés variable, el tiempo de pago es mucho más extenso y eso significa que para muchos también representaría un valor más asequible a mediano y largo plazo.

  1.  Los años de hipoteca se pueden alargar más

No solo representa un valor mucho menor sino que también existe la posibilidad de que alargues los años de la hipoteca.

De hecho, el tipo de interés variable suele estar aplicado a préstamos más largos, incluso excediendo los 35 años.

  1. La cuota inicial es más baja y más fácil de pagar

A diferencia del interés fijo, en el tipo de interés variable en hipoteca, en la cuota inicial y las demás que estarías pagando mensualmente al comienzo de la hipoteca, son notablemente menores. Esto se debe principalmente a que el tipo de interés inicial a cancelar también es bajo.

Esto hace que el interés variable también sea la opción más económica a corto plazo. En efecto, si tu caso es aprovechar cuotas más bajas al comienzo y asegurar el pago de las cuotas en los primeros años, entonces esta clase de importe es la mejor opción.

El proceso de trámite también puede tomar menos tiempo, especialmente cuando recibes la asesoría adecuada.

  1. Existen menos comisiones

A cualquier hipotecado le interesaría tener menos comisiones. Y el tipo de interés variable encaja perfectamente en el perfil.

Esta característica ha logrado popularizar el tipo de interés variable en hipoteca cada vez más durante los últimos años, lo que ha resultado también que hoy en día las hipotecas variables sigan llevando la delantera frente a las otras opciones.

  1. Otras ventajas de sus plazos

No podemos dejar atrás que el interés variable en hipoteca no solo permite que puedas pagar en tiempos más largos, sino también la amortización.

Dicho plazo de amortización suele ser más extenso en esta clase de préstamos, y así como las anteriores características, esta también puede representar una provechosa ventaja a tomar en cuenta cuando tomes la decisión sobre cuál tipo de interés aplicar a tu hipoteca.

Interés Variable en Hipoteca-colibid-pujas-de-banco

¿Es realmente seguro el tipo de interés variable en hipoteca?

La respuesta es sí. Además de ser el tipo de interés más popular, también es el más escogido y recomendado en bancos, por lo que hay una larga trayectoria de personas que lo aplican a sus hipotecas.

Como sabemos que abrir una hipoteca no es algo que decides de forma inmediata, es totalmente válido que te tomes un tiempo para evaluar todas las posibilidades que te aporta cada tipo de interés. Las decisiones informadas son siempre las mejores.

Pero si actualmente te encuentras interesado en alguna hipoteca pero no sabes aún si decidirte por el tipo de interés variable, podría ser de mucha ayuda evaluar tus metas financieras, así como definir cómo te sentirías pagando cuotas durante más tiempo y si dentro de tus planes económicos, bajas cuotas iniciales resultan ser mejor opción.

De todas maneras, incluso si tu situación actual y planes influyen mucho en la seguridad que tendrías a largo plazo, el interés variable otorga gran cantidad de posibilidades flexibles y en relación al valor, amigables al bolsillo. Tanto, que podrían ayudarte a sentir mayor tranquilidad a la hora de pagar tus cuotas mensuales.

¿Cómo podría aplicar el tipo de interés variable?

Si ya te has decidido por abrir una hipoteca o mejorarla, entonces deberás saber que existen distintas maneras de proceder con todo el proceso.

La más común es llevar a cabo todo el proceso de manera completamente individual directamente en los bancos. Esta opción, por supuesto, puede representar largos tiempos trámites o análisis, e incluso, confusión a la hora de reunir todos los requisitos.

Sin embargo, la segunda opción es que decidas llevar a cabo todo el proceso de la mano de profesionales que te ayuden a abrir la mejor hipoteca sin tener que desgastarse con los trámites comunes. En Colibid, ése es exactamente uno de nuestros propósitos.

Para nosotros tu tiempo es importante y tu confianza también, por lo que si deseas asesorarte en relación a un tipo de interés variable en hipoteca, en nuestro equipo contarás con expertos que te aportarán las mejores soluciones e información para hacerlo en el menor tiempo posible. Además de las mejores herramientas que te ayudarán a detectar las mejores ventajas en el tipo de interés variable en hipoteca.

es_ESEspañol