Skip to main content

¡Felicidades! has encontrado la casa de tus sueños y la quieres comprar. Ya lo tienes todo listo, pero aún tienes una duda existencial: ¿hipoteca variable o fija? Debido a que el Euribor estará elevado durante los próximos meses, las hipotecas fijas son una opción muy segura frente a las hipotecas con tipo variable. Pero, debido a que los perfiles de los usuarios son diferentes y las necesidades también es posible que una hipoteca con tipo variable pueda entrar dentro de tus planes en este 2022. 

Motivos para solicitar una hipoteca tipo variable 

Cuando elijas entre una hipoteca variable o fija deberás de tener en cuenta el tipo de interés.  

En las hipotecas, con el tipo de interés variable, el Euribor será siempre el valor de referencia. Esto quiere decir que si este sube o baja cuando se revisa la hipoteca también lo hará el préstamo hipotecario y por ello, las cuotas que deberás de pagar en el futuro. La revisión del Euribor se suele realizar cada 6 o 12 meses según esté establecido el contrato de hipoteca.  

De todos modos, una vez que has contratado este tipo de hipoteca con el interés variable puedes cambiar a una hipoteca con el tipo de interés fijo, ya que la nueva Ley Hipotecaria del 2019 permite hacer estos cambios a los usuarios sin que ello conlleve un dolor de cabeza o burocracia innecesaria para el prestatario a través de la novación.

 

Las principales razones por las cuales una hipoteca con el tipo de interés variable te pueden interesar son las siguientes:  

  • La cuota mensual suele ser más baja. Esto implica que los intereses son más reducidos. Al tener un tipo de interés menor el plazo de amortización suele ser más largo, haciendo que la cuota mensual sea más económica para el prestatario.  
  • Menos comisiones por amortización anticipada o cancelación. Estas comisiones están ya fijadas en la ley 5/2019 de 15 de marzo que se encarga de regular los contratos de crédito inmobiliario. Es decir, que las hipotecas variables tienen fijado un máximo de comisión del 0,15% dentro de los primeros años y el resto la comisión puede ser,incluso, del 0% después de ese plazo. Estos datos siempre debes de consultarlo con la entidad. 
  • Plazo de amortización mayor. Si puedes obtener un préstamo hipotecario con el mayor plazo de amortización, esto quiere decir, que la cuota que vas a abonar será más baja, aunque ello conlleva que el tipo de interés será mayor en este caso. 

Encontrar una hipoteca variable barata puede ser una buena opción si usas una plataforma con sistemas de pujas como Colibid, ya que podemos ofrecerte las mejores hipotecas de tipo variable mientras son los bancos los que te hacen las ofertas de forma personalizada en base a tu perfil. 

¿Cómo solicitar la  mejor hipoteca variable? 

Si ya te has decidido a obtener una hipoteca variable, debes de tener en cuenta, que los intereses de esta pueden variar a lo largo del tiempo que dure el préstamo y por eso, te recomendamos que analices las siguientes características de las hipotecas variables frente a las hipotecas con el tipo de interés fijo o mixto. 

  1. El spread o diferencial, que no varía a lo largo del tiempo que dure el contrato. El diferencial lo va a fijar el banco y es personal para cada caso, es decir todo se evalúa en base a la solvencia o el riesgo del cliente en particular.  
  1. El índice de referencia. Existen diversos índices de referencia, pero en España se usa sobre todo el famoso Euribor que varía todos los días. Dependiendo del valor que hay en cada momento, se puede aplicar a tu hipoteca un tipo de interés u otro. 
     
    Debes de tener claro cómo puede afectar el Euribor a tu hipoteca antes de encontrar la mejor oferta posible. 

pedir hipoteca online

Opción combinada, hipoteca fija variable 

Otra de las novedades, que trae ahora mismo la nueva Ley Hipotecaria del 2019, es que se puede obtener una hipoteca variable y después, a través de la novación puedes pasar a tener una hipoteca mixta o cambiar las condiciones de tu hipoteca variable. 

La novación te permite modificar las condiciones del préstamo hipotecario cuando ya lo has firmado. Es una buena opción para las personas que quieren cambiar sus tipos de intereses o simplemente, desean obtener una oferta que se adapte mejor a sus necesidades. Si no estabas satisfecho con las condiciones que te ha ofrecido tu banco en su momento, puedes cambiar las condiciones aunque esto conlleve el pago de una comisión y algún que otro papeleo. 

Resumiendo …  

Las hipotecas con el tipo de interés variable pueden ser una opción perfecta para ti, ya que gracias a las ventajas que ofrece la nueva ley de hipotecas podrás cambiar las condiciones en el futuro si fuera necesario. 

Leave a Reply

es_ESEspañol